martes, 30 de octubre de 2012

EL ANILLO PERFECTO

Cuando una persona decide pedir la mano de su pareja, es un momento de nerviosismo y de muchísima ilusión. 
Hoy en día muchos de los novios que acuden a nosotros, llevan tiempo viviendo juntos o madurando la idea de casarse, por lo que no hay más que hacerlo oficial una vez se tenga elegida la fecha o el sitio, o únicamente cuando se considere que es el momento propicio.

Muchas personas siguen una línea más tradicional y organizan una cena, llevan a la otra persona a un lugar especial para ellos, o lo hacen de una forma original como tantas veces vemos y veremos en vídeos como el  que os presentamos en http://101bodas.blogspot.com.es/2012/10/estamos-de-estreno.html .

Hay que pensar en todo si queremos que sea inolvidable.
Muchas de estas sorpresas ni siquiera tienen que tener un coste elevado. Puedes llevar un desayuno sorpresa a la cama con un regalo muy especial puesto debajo de la taza colocándola boca abajo o regalándole su libro favorito con un sorprendente interior. Es muy probable que la otra persona ya lo tenga pero dejará de ser el mismo en el instante en que lo abra.

Además, podéis usarlo en la propia ceremonia como porta alianzas como se ve en la imagen.








La elección de lo que se regala por el compromiso es algo muy personal y es importante conocer realmente los gustos de tu pareja para acertar. En el caso de los anillos, es importante conocer la talla o tener alguna referencia (aunque sea un anillo de la otra persona que sepas que haya llevado en el dedo anular).

La variedad de anillos es infinita por lo que es bueno mirar bien los modelos que más pegan con su personalidad y conocer tu presupuesto para cercar la búsqueda lo máximo posible.
En las distintas joyerías de tu zona podrán aconsejarte mejor sobre precios en base al tipo de corte que os interesa, y el tipo de pierdra preciosa, metal y peso será lo que indique su coste final. 

Los anillos solitarios son unos de los más demandados por su sencillez y que son muy ponibles con todo sin llamar excesivamente la atención.

Este es un modelo de joyería Suarez.





Algunas ideas, más llamativas quizás, para los bolsillos más pudientes podrían ser éstas de Simone & Son, Harry Winston y Tiffany.




El tipo de metal que se usa puede variar desde plata a los distintos colores del oro: amarillo, blanco o rosa.

El toque en oro amarillo, resulta más vintage frente a las otras tonalidades, siendo el blanco el más elegante y el rosa el más arriesgado.

Este precioso modelo que combina oro con diamante y piedras amarillas es de Bario Neal.

¿Y que hacer con esas chicas que no les gusta especialmente la joyería o les gusta lo sencillo y original?
Os presentamos este otro modelo de Bario Neal que se puede solicitar en platino, oro blanco, amarillo y rosa en función de sus kilates.  



Pero no son todo anillos. Otra de las modas que se llevó hace unos años y que vuelve, es regalar una pulsera. Es una manera cómoda de la novia pueda llevar su nuevo anillo de casada con su joya de compromiso de una forma independiente.




 
Este es un modelo de Rabat sencillo de oro blanco y brillantes.





Y este es el especial diseño de esmeraldas en los eslabones y oro amarillo es de Pom Pom de Pomellato. Sin duda gustará a las novias más divertidas y que le gusten las grandes joyas.

Ahora sólo nos queda pensar en qué le regalamos  a él, ¿verdad? Pues tranquilas, que en un próximo post veremos algunas ideas que nos pueden ayudar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario